Pez cerdo: el extraño ejemplar hallado en una isla de Italia




El “pez cerdo” o cerdo marino (Oxynotus Centrina), es una especie vulnerable pero muy llamativa para los pescadores. Este hallazgo siempre atrajo a una pequeña multitud, intrigada por el origen de este animal, que flota sin vida en las aguas de la Isla de Elba, en Italia. La forma particular de su cuerpo y sus ojos color hielo, más de una persona al verlo pensó que era un monstruo marino.

Hallazgo del cerdo marino

Cuando lo llevan al muelle de la ciudad de Portoferraio se esclarecen las dudas: es un pequeño tiburón Oxynotus Centrina, comúnmente denominado “pez cerdo”. Este descubrimiento sucedió el 19 de agosto, pero lo hicieron público gracias a las imágenes que compartieron desde la página de Facebook de la isla “Isola d´Elba App“.

Esta publicación obtuvo cientos de comentarios rápidamente, seguido de críticas de internautas que pensaban que las autoridades habían capturado y asesinado al tiburón a propósito. Después de extraerlo del agua, llevaron al tiburón a la Oficina del Puerto para que lo estudien y al final lo desecharon.

Pez cerdo Italia
El pez cerdo encontrado sin vida | Fotografía de Isola d’Elba App / Facebook

Características del Pez Cerdo

Su apodo “pez cerdo”, se debe al singular sonido que emite cuando lo sacan del agua. Es una especie inofensiva, que vive en las profundidades, donde caza crustáceos. El tiburón Oxynotus Centrina, de adulto, alcanza hasta un metro y medio de longitud y vive a entre los 100/700 metros de profundidad.

Ya es conocido entre pescadores y buceadores, pero además, este pez habita las aguas del Atlántico oriental y también las del Mar Negro. Otra cosa a destacar de su cuerpo, es su aleta dorsal alargada y desarrollada en altura, junto a su piel con puntos claros y un gran hocico.

Una especie el peligro

Esta especie está clasificada como “vulnerable” en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, todo esto gracias a su descubrimiento en Portoferraio.

A pesar de ser una especie vulnerable, normalmente termina en las redes de los barcos pescadores. Sin dudas, este es el destino más cruel que suelen tener, como le sucedió a este ejemplar, encontrado flotando y sin vida en el agua. El hallazgo, no es una novedad en la Isla de Elba. También han capturado a otro espécimen en el año 2018, sin embargo, ese ejemplar acabó en el mostrador de una pescadería.



Lo más leído

Artículos relacionados